miércoles, 7 de septiembre de 2016

Máxima alerta por riesgo de incendio



El mapa de riesgo de incendios publicado por la Agencia española de meteorología no deja lugar a dudas.  Nos encontramos en uno de los periodos más secos y cálidos de los últimos años, por lo que hacemos un nuevo llamamiento a todos los ciudadanos y voluntarios para extremar las precauciones y colaborar en la prevención de fuegos en el monte.

Participa !!!



lunes, 8 de agosto de 2016

Oleada de incendios en Galicia y Portugal

El fuego es un fenómeno natural habitual en el ecosistema mediterráneo, que cuenta con numerosas especies y mecanismos de adaptación al mismo, pero la acción directa del hombre y el calentamiento global hacen que los incendios sean cada vez más frecuentes e intensos y lo convierten en la principal amenaza para la conservación de los suelos y la biodiversidad.

Todos los años en estas fechas las autoridades alertan del máximo riesgo de incendios forestales, ya que las altas temperaturas, la desecación de la vegetación herbácea y el fuerte viento pueden dificultar mucho las labores de extinción de cualquier fuego.

La mayor parte de los incendios en nuestro país se deben a la intervención humana, en ocasiones son intencionados, pero generalmente son causados por accidentes o negligencias como fogatas mal apagadas, colillas tiradas desde el coche en carreteras, chispas en ferrocarril y maquinaria agrícola, etc.

Desde Fondo Natural hacemos un llamamiento especial a todos los voluntarios y amantes de la naturaleza para extremar las precauciones, colaborar en tareas de vigilancia, e informar a los usuarios de espacios naturales para que eviten el uso del fuego o abandonar basuras en la naturaleza.

Durante la primera semana de Agosto un grupo de miembros de la asociación hemos recorrido las costas de Galicia y Portugal, siendo testigos de numerosos incendios activos o de sus consecuencias una vez sofocados.

Video de la campaña "Non sexas cómplice dun crime"


En el cabo Silleiro (foto), hace solo diez dias el fuego ha arrasado una hermosa ladera de vegetación natural donde el mes pasado estuvimos disfrutando de miles de flores que cubrian el paisaje, pero la situación se está complicando en estos dias, sobre todo en muchas zonas donde los bosques autóctonos fueron sustituidos por pinos y eucaliptus para suministrar madera a la industria papelera. Más hacia el Sur, amanecemos en la ciudad de Oporto disfrutando del aroma inconfundible de la madera quemada en las sierras próximas, también pobladas abundantemente por estas especies tan amantes del fuego.

Mientras tanto las autoridades lusas califican este fin de semana la situación de "muy critica" ya que se han declarado más de 200 incendios (5 de gran envergadura) que asolan los montes por todo el país, movilizando a 600 efectivos profesionales y voluntarios.
Leer la noticia en el Faro de Vigo

jueves, 21 de julio de 2016

El bombero voluntario en Portugal, un héroe que debe comprarse su propio casco

El 18 de septiembre de 1868 se creó la primera compañía o asociación humanitaria de bomberos voluntarios en Portugal. En2008, cuando se celebra el 140 aniversario de esta creación, existen en Portugal un total de 436 asociaciones humanitarias de bomberos voluntarios, que movilizan cerca de un millón doscientos mil portugueses, y son los responsables del 80% de las intervenciones de socorro en todo el país. 



El 13 de agosto de 2007 fue publicado en el Diário da República el Régimen Jurídico de las Asociaciones Humanitarias de Bomberos, que abre un nuevo ciclo en la actividad y la historia de estas asociaciones y su voluntariado.

La Liga dos Bombeiros Portugueses, confederación fundada en 1930 que reúne todas las asociaciones y cuerpos de bomberos portugueses, promueve la conmemoración en 2008 del Ano Nacional do Voluntariado nos Bombeiros.



Agencia EFE, Susana Irles

Lisboa, 8 sep (EFE).- Los bomberos voluntarios superan en número al cuerpo profesional en Portugal y se han convertido este verano en los héroes de la lucha contra el fuego.

La mayoría se pagan su propio material, cumplen horarios y órdenes bajo un comando profesional, deben abandonar su trabajo en caso de emergencia y, cuando llega el calor, se convierten en "guerrilleros" contra el fuego.

"Los llamo guerrilleros antes que guerreros porque el enemigo es tan grande que solo podemos combatirlo como una guerrilla", dice a Efe Rui Silva, presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Portugal.

Este año sufrieron, además, las consecuencias más trágicas de una violenta oleada de incendios en el país: murieron ocho bomberos, siete de ellos voluntarios y seis jóvenes con edades comprendidas entre los 19 y los 25 años.

Este número de bajas es el segundo mayor de la década, solo superado por los doce que perecieron en 2005, uno de los años más catastróficos de la última década, con 300.000 hectáreas calcinadas, lejos de las 94.000 hectáreas quemadas hasta este agosto.

Para Silva, este verano marcó "un punto de cambio, una vuelta de página" en la opinión pública sobre la política de la lucha contra los incendios en Portugal.

En ese debate, los bomberos voluntarios se han ganado el honor de ser un ejército de héroes del país con pocos recursos: dependen de donativos, tienen carencias de material y repiten turnos de servicio hasta la extenuación en las épocas más difíciles.

En sus comienzos, eran cuadrillas de vecinos que se organizaban en algunos municipios para aplacar el descontrol de las llamas, sobre todo en el norte del país, la zona más azotada por el fuego.
"Era una cuestión de necesidad. Tuvieron que actuar como una organización de la sociedad civil donde el Estado no llegaba. Ahora estamos sobrecargados de servicios", explica Silva.

Con el tiempo, sus funciones fueron ampliándose y pasaron a responsabilizarse del transporte de enfermos crónicos, el servicio de emergencia de ambulancias y el salvamento de náufragos.
A la vez, el número de sus miembros creció y alcanza los 35.000 voluntarios, más que la Liga Profesional de Bomberos, con unos 27.000 trabajadores.

Las corporaciones se organizan a nivel local, en torno a los ayuntamientos, muchos de ellos esparcidos en lugares del interior del país y zonas montañosas a donde los bomberos profesionales no llegan.

Algunas de estas asociaciones de voluntarios cuentan con más de 200 años de historia y en ellas ser miembro del cuerpo se ha convertido tanto en una tradición como en un motivo de orgullo entre los portugueses.

En los últimos años el número de jóvenes inscritos es cada vez mayor, según Silva, y durante las vacaciones estudiantiles de verano son la "parte más visible".
"Es verdad que los jóvenes entran por la fascinación que produce la profesión", reconoce Silva, que a sus 50 años lleva 27 de voluntario.

Las tempranas edades de los fallecidos, de 19 a 25 años, han agitado también el debate de la capacidad y el grado de formación de estos voluntarios, pero el bombero niega problemas en ese sentido.

"Si puede haber jóvenes en el ejército en Afganistán, ¿por qué no pueden estar aquí apagando fuegos?", justifica.

Las críticas tanto de Silva como de autoridades municipales y el Cuerpo Nacional de Bomberos se centran, en cambio, en las políticas de prevención del Gobierno.

El fuego ha sido un enemigo habitual de Portugal, el país europeo más castigado por los incendios forestales por delante de España en la última década, según datos comunitarios.

Pero las embestidas de las llamas no se deben solo a las particularidades meteorológicas adversas de la península Ibérica, ya que la mayoría de incendios se concentra en el norte y no en el sur, mucho más seco y caluroso.

El abandono de los bosques, que otrora fueron una fuente de ingresos de la agricultura, ha dejado en manos de nadie las fragmentadas fincas del norte del país.

La mayoría son tierras cuyos propietarios no están registrados y no se hacen responsables de la limpieza de los rastrojos en invierno.

Para Silva, lo necesario es más "armas" para la guerrilla de voluntarios, "más puestos de vigilancia en puntos estratégicos y más limpieza. Solo nos falta eso". EFE

Direcciones de interés:

jueves, 9 de junio de 2016

Fondo Natural presenta en Zaragoza la campaña de voluntariado contra los incendios forestales

Un año más la asociación presenta la campaña de verano para prevenir los incendios forestales en España a través de la educación ambiental y la participación de los ciudadanos.



El objetivo de esta iniciativa es crear una amplia red de colectivos,  entidades sociales y equipos informales de voluntarios comprometidos con la difusión de carteles y folletos informativos en parajes frecuentados por domingueros, excursionistas, pescadores, etc

También se pretende organizar sesiones o talleres formativos, jornadas y debates con expertos y agentes relacionados con esta temática, y para ello se ha solicitado la colaboración de gobiernos regionales, ayuntamientos y empresas de cada zona donde se van a realizar estas actividades.

Todos los colectivos, entidades y personas interesadas pueden inscribirse escribiendo a
voluntariadofondonatural@yahoo.es

miércoles, 8 de junio de 2016

Los bomberos forestales auguran una campaña de verano "bastante dura"


Declaraciones del portavoz de la Asociación de Bomberos Forestales de la Comunidad de Madrid, Íñigo Hernández, quien ha exigido este martes a la presidenta regional, Cristina Cifuentes, el reconocimiento de su categoría profesional y un nuevo modelo de gestión forestal que abarque los doce meses del año para labores de prevención de incendios ante una próxima campaña que, según ha augurado, puede ser "bastante dura" por las escasas lluvias y las altas temperaturas.

Leer la noticia y Video en ABC

miércoles, 1 de junio de 2016

CAMPAÑA DE LA XUNTA DE GALICIA SOBRE LOS INCENDIOS FORESTALES

La Xunta de Galicia ha puesto en marcha una campaña publicitaria sobre los incendios forestales, concretamente sobre los incendiarios y la búsqueda de la colaboración ciudadana en la lucha contra el fuego.


viernes, 27 de mayo de 2016

El humo del gran incendio de Canadá ha llegado hasta a España

Reuters. Desde el 1 de mayo Canadá está en llamas. Un gran incendio decretado en la provincia de Alberta, que aún no han conseguido sofocar, continúa avanzando y su humo, según ha informado la NASA, ha llegado hasta España.

A su paso, el fuego ha calcinado medio millón de hectáreas y ha obligado a evacuar la población de Fort McMurray, donde vivían 90.000 habitantes, según ha recogido el portal digital Quartz.

Como se puede apreciar en la imagen, las partículas de humo originadas en el incendio (de color azul) han cruzado el Atlántico y han llegado a Europa, más concreto hasta la mitad norte de la Península Ibérica.

Este hecho se produjo el pasado sábado, cuando la nube de humo atravesó España entrando desde la zona del mar Cantábrico hasta salir por el litoral mediterráneo.

Estas partículas también habían llegado, a principios de mes y poco después de que se originase el incendio, a la costa de Florida, en Estados Unidos y, si las cosas siguen como actualmente —cuando los servicios de emergencia no han podido controlar las llamas— es probable que incluso el humo llegue más lejos.

Noticia de Reuters en diario ABC